Qcabello » Consejos » Peróxido de hidrógeno o agua oxigenada para tintar el cabello

Peróxido de hidrógeno o agua oxigenada para tintar el cabello

  • por

¡Cuántos errores no se llevan a cabo en nombre del famoso peróxido de hidrógeno! Errores que nuestro cabello finalmente termina pagando, y nosotros lamentándonos con mucho dolor. 

Es por esto que cuando de tintar el cabello se trata, el peróxido de hidrógeno es un tema al que se le debe mucho respeto y del que necesitamos conocer muy bien para que se utiliza y cómo manipularlo, para conseguir su efecto sin que nuestro cabello sufra algún daño en el camino. 

Nuestra entrada de hoy va sobre este producto que se ha utilizado, desde hace mucho, para la tintura del cabello. Conozcamos, que es, cómo funciona y si conviene o no el blanquear el cabello con peróxido de hidrógeno o agua oxigenada.

¿Qué es el peróxido de hidrógeno?

Sabemos que un blanqueador es un producto que penetra en el eje donde se aplica para remover el pigmento natural del mismo. Para quitar el pigmento natural del cabello, el blanqueador que usamos es el peróxido de hidrógeno, o también llamado agua oxigenada. 

Su fórmula química es H202: dos átomos de hidrógeno y dos átomos de oxígeno hacen una molécula de peróxido de hidrógeno. Pero por nada hay que confundir este compuesto químico con el H2O, que es el agua, porque ese oxígeno extra hace una gran diferencia.

Para que tengas una idea, calentado a punto de ebullición, el peróxido de hidrógeno es explosivo, y se utiliza como desinfectante a temperatura ambiente. Entonces dirás; ¿Cómo es posible utilizarlo en el cabello? Pues para que este químico sea seguro para nuestra piel, el peróxido de hidrógeno se diluye antes de ser utilizado para blanquear nuestro pelo. 

¿Cómo funciona el peróxido de hidrógeno en el cabello? 

Para lograr el blanqueamiento, este producto químico entra en contacto con el eje del pelo y libera el oxígeno, causando que los pigmentos del mismo sean descompuestos. Para introducir el nuevo color deseado en el cabello, normalmente se aplica otro colorante junto al peróxido de hidrógeno. 

¿Es malo blanquear el cabello con Peróxido de Hidrógeno? 

El peróxido de hidrógeno en sí mismo es un producto químico nocivo, pero como hemos mencionado, para que sea menos impactante para nuestra piel, se diluye muchas veces antes de ser utilizado en el cabello, por lo que solo una pequeña parte del mismo es la que va a nuestra cabeza. 

Para ayudar al peróxido de hidrógeno a penetrar en el cabello y alcanzar el pigmento, normalmente se le agrega otro producto químico, como el amoníaco. Este producto puede hacer que nuestro cabello pierda humedad y su color se desvanezca. Sin embargo, algunas empresas han desarrollado otras alternativas para lograr el mismo resultado sin amoniaco.

Consejos a tener en cuenta antes de usar peróxido de hidrógeno en el cabello 

Exponer nuestro cabello a este tipo de productos químicos siempre representa un riesgo para la salud del mismo, sin embargo, algunas prácticas antes de usar peróxido de hidrógeno en el cabello podrían ayudarnos a causar menos daños. 

Por esto, te dejamos algunos consejos a tener en cuenta antes de aplicarte agua oxigenada en el pelo para tu próximo cambio de look:

Si tu cabello está fuerte, adelante… 

En este punto tienes que ser muy franca contigo misma, blanquear tu cabello es un riesgo que se corre en mayor grado si tu pelo está dañado o ha sido procesado muchas veces. Si sientes que tu cabello no resistirá, es mejor buscar otras alternativas. Pero si tu cabello está saludable y fuerte, entonces ¡adelante con el blanqueamiento con peróxido de hidrógeno!

Evita productos sobrecargados químicamente 

Lo mejor es que te olvides de los productos que contienen sulfato y comiences a usar un champú y acondicionador natural, que evitan la resequedad del cabello. De igual forma, evite los aerosoles, los geles, y otros productos sobrecargados químicamente. Y finalmente, no abuses del uso de aparatos de calor sobre tu cabello, como plancha recta, secador de pelo, u otro producto de calefacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *