Qcabello » Tutoriales » Como matizar mechas con tinte

Como matizar mechas con tinte

Si no tienes tiempo de acudir al salón cada mes es importante que aprendas como matizar mechas con tinte. Ya que con los lavados del cabello es usual ir perdiendo el color original y esta es la mejor forma de devolverle la vida.

¿Qué necesitas para matizar mechas con tinte?

Pues existen tres opciones por las que puedes irte si estás buscando matizar tus mechas:

  • La primera es con el tinte original solo o acompañado de un decolorante, en el caso de que debas bajarle un poco el tono de base a tus mechas.
  • Como segunda opción puedes usar el tinte original y un poco de un tinte matizador. Esto usualmente se utiliza cuando las mechas rubias se han tornado algo naranjas o amarillentas. Entonces se mezcla el tinte habitual con un matizador violeta o azul, según sea el caso.
  • La última y más sencilla opción es conseguir un tinte matizador que se adecúe al tono que tenías originalmente.

La última opción es la más recomendada si quieres devolverle el color a la melena tu misma. Y por eso, es de la que vamos a hablar. Para llevar a cabo este método necesitaras de:

En tinte matizador correcto. Los hay rojos para matizar tintes caobas o rojos, dorados para matizar los rubios, violeta para usarse en tonos muy claros y gris para devolver el color cenizo al cabello.

Peróxido de hidrogeno de 10 volúmenes.

Procedimiento para matizar mechas con tinte

En un bol mezcla 2 cm lineales del matizador que necesita tu cabello con una parte igual de peróxido de hidrógeno de 10 volúmenes. Si esta cantidad no es suficiente, entonces prepara más cantidad, siguiendo las mismas proporciones. 

Cuando este homogénea la mezcla aplica el producto sobre las mechas que deseas volver a colorear. Lo ideal, en especial si tu tinte matizador es rojo, es solo aplicarlo en las mechas. Pero, si es gris, dorado o violeta puedes aplicarlo en todo el cabello.

Como matizar mechas con tinte

Si no tienes tiempo de acudir al salón cada mes es importante que aprendas como matizar mechas con tinte. Ya que con los lavados del cabello es usual ir perdiendo el color original y esta es la mejor forma de devolverle la vida.

¿Qué necesitas para matizar mechas con tinte?

Pues existen tres opciones por las que puedes irte si estás buscando matizar tus mechas:

  • La primera es con el tinte original solo o acompañado de un decolorante, en el caso de que debas bajarle un poco el tono de base a tus mechas.
  • Como segunda opción puedes usar el tinte original y un poco de un tinte matizador. Esto usualmente se utiliza cuando las mechas rubias se han tornado algo naranjas o amarillentas. Entonces se mezcla el tinte habitual con un matizador violeta o azul, según sea el caso.
  • La última y más sencilla opción es conseguir un tinte matizador que se adecúe al tono que tenías originalmente.

La última opción es la más recomendada si quieres devolverle el color a la melena tu misma. Y por eso, es de la que vamos a hablar. Para llevar a cabo este método necesitaras de:

En tinte matizador correcto. Los hay rojos para matizar tintes caobas o rojos, dorados para matizar los rubios, violeta para usarse en tonos muy claros y gris para devolver el color cenizo al cabello.

Peróxido de hidrogeno de 10 volúmenes.

Procedimiento para matizar mechas con tinte

En un bol mezcla 2 cm lineales del matizador que necesita tu cabello con una parte igual de peróxido de hidrógeno de 10 volúmenes. Si esta cantidad no es suficiente, entonces prepara más cantidad, siguiendo las mismas proporciones. 

Cuando este homogénea la mezcla aplica el producto sobre las mechas que deseas volver a colorear. Lo ideal, en especial si tu tinte matizador es rojo, es solo aplicarlo en las mechas. Pero, si es gris, dorado o violeta puedes aplicarlo en todo el cabello.

Déjalo actuar entre 5 y 10 minutos y retíralo con abundante agua. Vigila constantemente el color, una vez consigas el tono deseado retíralo, aun cuando no se haya cumplido el tiempo de exposición.

Déjalo actuar entre 5 y 10 minutos y retíralo con abundante agua. Vigila constantemente el color, una vez consigas el tono deseado retíralo, aun cuando no se haya cumplido el tiempo de exposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *